El monasterio de Dafne y sus extraordinarios frescos

Monasterio de Dafne

Todos aquellos que se estén planteando conocer Atenas, deben desterrar la idea de que únicamente tendrán ocasión de visitar ruinas clásicas.

Nada más lejos de la realidad. Y como ejemplo, baste referirse al magnífico aliciente que encontrará a tan sólo 10 km al oeste de la capital griega: el magnífico monasterio de Dafne (o Dafní), una construcción de estilo bizantino que en 1990 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Fundado en el siglo V de nuestra era, este magnífico complejo monástico debe su nombre a los laureles («dáfnes») que antiguamente poblaban este lugar. El edificio fue erigido donde años atrás se alzaba un santuario de Apolo, que presidió la zona hasta el año 395 d.C.

A comienzos del siglo XIII, Otto de la Roche, primer duque franco de Atenas, lo cedió a los monjes cistercienses de Borgoña, y ya en el siglo XVI, fue ocupado por una comunidad de monjes ortodoxos griegos, impulsora de los claustros que se elevan al sur de la iglesia. En fechas más recientes, lo más destacado fue su reconocimiento como Patrimonio Mundial y el terremoto acontecido en el 2000. El seísmo provocó desperfectos en los mosaicos de pan de oro de la iglesia principal o katholikón, por lo que tuvieron que ser restaurados.

Entre los reclamos más importantes del katholikón, destacan el claustro (del siglo XVI). Al otro lado del patio, sobre una arcada, se encuentran las celdas de los monjes. A su vez, tampoco hay que dejar de admirar el que quizás sea su elemento más espectacular y representativo: el magnífico fresco que embellece su cúpula (de 8 m de diámetro y 16 m de altura), en en el que aparece representado un Pantocrátor (expresión que podría traducirse como Cristo todopoderoso). Finalmente, merece la pena fijarse en las pinturas de la «La Transfiguración«, en la esquina noreste, bajo la cúpula. En ella, Jesús aparece flanqueado por Elías y Moisés, así como los apóstoles, Juan, Santiago y Pedro.

Del mismo modo, los bellos mosaicos del esonártex también exigen que el viajero les dedique parte de su tiempo.

– Información práctica

Foto vía: Absolut Grecia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Atenas


Comentarios (1)

  1. Ana dice:

    Muy interesante, gracias por la información!

Deja tu comentario