Milo, la isla de la Venus más famosa

Milo, en las Islas Cicladas

Milo es una isla que forma parte del conjunto de las Cícladas, y para muchos se trata de la más bella de todas las que componen el territorio griego. Es un destino que combina encanto, naturaleza e historia, y es bien conocida por ser hogar de la Venus de Milo, que hoy se exhibe en el Museo del Louvre. Cada año, congrega a multitudes de visitantes muy variados, todos ellos en busca de la paz y el relax que ofrece.

Bañada por las azules y tranquilas aguas del Mar Egeo, las playas de Milo tienen las arenas más finas que se pueda pedir, rodeadas por promontorios rocosos que simulan ser anfiteatros tallados por las olas y el viento marino.

Los amantes de la exploración y de la naturaleza no pueden menos que enamorarse de esta isla. abundan en ella las cuevas, las extensiones de playas vírgenes y desiertas, las colinas de laderas desconocidas y las cavernas de sorprendentes formaciones minerales, todos estos escenarios bien dispuestos para ser recorridos por los más curiosos.

La Cueva Esmeralda, en la playa Sykia –una de las 60 playas de la isla–, es probablemente una de las más encantadoras. En distintas partes del itinerario, el “techo” natural de esta caverna se ha desmoronado, lo que permite el ingreso de la luz y forma una atmósfera mágica en su interior.

Al caer el sol, la isla de Milo no pierde la calma y la quietud que la caracterizan, pero no por ello resulta menos entretenida y vibrante. Abundan los restaurantes, bares y tradicionales tabernas griegas entre las que se puede elegir para disfrutar de una cena en familia o de una noche en pareja, y aguardar hasta el amanecer para observar los primeros rayos de sol emergiendo de las aguas del Egeo.

La playa de Adamas es la que cuenta con una vida nocturna más activa, con establecimientos que permanecen abiertos hasta muy tarde y con música popular sonando a volumen bien alto. En Plaka, el Festival de Milos es protagonista durante el verano, e incluye eventos culturales y acontecimientos de toda índole.

Foto Vía: Three Best Beaches



Etiquetas:

Categorias: Milo


Deja tu comentario