Poseidón, el dios del mar y las tempestades

poseidon

Poseidón es el dios del mar en la mitología griega. Hijo de Cronos y Rea y hermano de Zeus y Hades, existen varias teorías acerca de si fue tragado junto a sus hermanos por su padre, o por el contrario quedó oculto como Zeus.

Según la Ilíada, cuando el mundo se dividió en tres, Zeus recibiría la tierra y el cielo, Hades el inframundo y Poseidón el mar.

Este poderoso dios no sólo tiene dominio sobre el mar, también puede desatar terribles tempestades, hacer caer las rocas sobre las costas con un golpe de su tridente y conseguir que brote agua de manantiales espontáneos.

Cuentan diversos autores, que Poseidón participaría durante un año, junto a Apolo y Éaco, en la construcción de la muralla de Troya. No obstante, cuando Laomedonte se negó a pagar el precio convenido, creó un gran monstruo marino que comenzó a asolar los pueblos troyanos.

Quizá fuera precisamente este momento en el que Poseidón comenzó a tener ese rencor por Troya, algo que se puede ver cuando intervino a favor de los aqueos en su guerra con los troyanos.

Es curiosa la parte de las leyendas que muestran la capacidad del dios a Perder frente al resto de dioses. Cuando los mortales se establecían en una ciudad, era costumbre acoger una divinidad para que la protegiera. En ocasiones existían conflictos entre dichos dioses, pues eran varios los que querían optar a ese papel. Poseidón perdía bastantes veces. Por ejemplo, podemos destacar cuando puso sus ojos en Atenas. Quiso tomar posesión de su papel como protector haciendo brotar un pozo de agua salada en la cima de la Acrópolis. No obstante, pronto llegaría Atenea, la cual plantó un olivo par reivindicó también su papel como protectora. Al final, el tribunal fallaría a favor a la diosa y Poseidón, encolerizado, inundó la llanura de Eleusis.

Eran también famosas las aventuras amorosas del dios. Fueron muchas las que pasaron por su cama, y engendró muchísimos hijos. No obstante, mientras los de Zeus eran casi siempre héroes hermosos, los de su hermano eran casi siempre gigantes, feos, malvados y violentos. Así, con Toosa engendraría al cíclope Polifemo, con Medusa al gigante Crisaro y con Amimone a Náuplio, por nombrar a algunos.

Foto vía: cuentosmitosyleyendas

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Mitologia griega


Deja tu comentario