Asclepio, el dios de la medicina

Asclepio

Hijo de Apolo y de la mortal Coronis, princesa de Tesalia, Asclepio era un semidios cuyo don de la curación enfureció a los dioses. Los griegos lo veneraban como tal y dedicaron templos en su honor. Se lo representaba con un bastón sobre el que se enrollaban serpientes, una corona de laureles y una cabra o perro como animal de compañía.

Según la mitología griega, Asclepio fue producto de uno de los tantos amoríos del dios Apolo con la princesa Coronis. El escenario romántico fue la orilla del la laguna Beobea, donde luego del acto de amor, Apolo se dio a la fuga y dejó un cuervo blanco para que cuidara de la princesa. Coronis, sin saber que estaba embarazad, se sintió abandonada por el dios y no dudó en coquetear con el príncipe Isquis, con quien también compartió su amor.

El cuervo blanco voló hasta Delfos para informarle de esto Apolo, quien celoso, castigó al ave tiñendo para siempre su plumaje de color negro y luego buscó a Coronis para matarla. Del vientre de la princesa, sacó a la criatura que luego se transformaría en dios.

Apolo le confió la educación del pequeño Asclepio al centauro Quirón, quien por años le enseñó sobre cacería y medicina, mientras el propio Apolo y la diosa Atenea también participaban en su formación. Atenea le entregó dos recipientes con sangre de Gorgona; una estaba envenenada, pero la otra tenía propiedades especiales que podían resucitar a los muertos. Asclepio se volvió un experto de la medicina y la resucitación, devolviéndoles la vida a muchas personas.

Sus conocimientos de medicina y su capacidad para resucitar a los muertos, hicieron de Asclepio un hombre respetado e incluso venerado. Pero Zeus no compartía la simpatía por este semidios, ya que temía que al evitar la muerte de las personas, el equilibrio del universo se vería afectado. Al resucitar a Hipólito, hijo del héroe Teseo, Zeus se enfureció tanto que mató a Asclepio con un gran rayo. Apolo, furioso por la muerte de su hijo, vengó su muerte matando a los cíclopes que había hecho aquel rayo para Zeus, mientras que Asclepio ascendió a los cielos y se convirtió en una constelación.

Además de poder resucitar a los muertos, Asclepio practicaba medicina a base de plantas curativas, cuyo éxito hizo que levantaran muchos santuarios en su honor por diferentes zonas de Grecia. El de Epidauro fue el más destacado, donde tuvo lugar una escuela de medicina.

Foto vía: fmv-uba

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Mitologia griega


Comentarios (1)

  1. Xime Kloster dice:

    Como Apolo enfurecido mato a los ciclopes?

Deja tu comentario