Alrededores de Methoni, en el Peloponeso

Finikounda

La región de Messenia, o Mesinia, abarca la parte sudoeste de la península del Peloponeso. Con Kalamata su capital, sus costas son bañadas por el mar Jónico al oeste, y sus ríos principales son el Neda y el Pamisos.

Esta región extraña y dulce, envuelta en leyendas, incluye un conjunto de islas deshabitadas, las Oinousses, como Sapientza, Schiza, Venetiko y la pequeña Esfactería que cierra la bahía de Pilos. Para conocer la historia de la región marítima de Mesenia, lo mejor es abordar un barco en Kyparissia o Kalamata, que nos llevará a través del tiempo y el espacio en un viaje inolvidable.

Las islas Oinousses pertenecen al antiguo municipio de Methoni, que desde el año 2011 forma parte del gobierno local de Pilos.

Methoni lleva el nombre de una roca mítica, Mothona. La ciudad está a 11 Km. al sur de Pilos y 11 Km. al oeste de Foinikounta e incluye otras ciudades que integran hoy nuestro recorrido como ésta misma y Evangelismos. Pero detengámonos un poco aquí.

El grupo de islas forma una protección natural del puerto de Methoni, y aquí se encuentran algunas de las playas más bonitas del sur del Peloponeso como Tapia, Kokkinia o Kritika.Methoni fue llamada Modon o Modona por los venecianos; su principal actividad es el turismo, y sus habitantes se dedican también a la agricultural, en especial al cultivo de olivos y elaboración de aceites, una de las joyas de la región.

De Methoni nos dirigiremos a Finikounda. Estamos en la antigua “Limin Finkous” mencionado por Pausanias. Es uno de los pueblos pesqueros más pintorescos de Grecia, con ruinas históricas en los alrededores de Analipsi y Anemomilos y una hermosa bahía protegida frente al islote de Schiza.

El puerto natural se llena de barcos en temporada, que amarran a lo largo de su playa de arena, y en el paseo marítimo encontrarán numerosas tabernas donde disfrutar la pesca del día. Las playas de Finikouda son muy famosas por sus aguas poco profundas, ideales para nadar y navegar; las mejores son Playa Paraíso y Anemomios, al oeste del pueblo, rodeada de dunas salvajes.

Entre Methoni y Finikouda se encuentra Evagelismos, un auténtico pueblo griego en la ladera de las colinas y además uno de los más grandes de la región. Muy animado por las mañanas o después de la siesta, es ideal para perderse en sus calles estrechas bordeadas de casas pintadas de vivos colores y patios floridos, o sentarse en un café y sencillamente dedicarse a ver pasar el mundo.

Foto: vía Methismena

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Peloponeso


Deja tu comentario