La aldea histórica de Ampelakia y el hilo rojo

Ampelakia

Ampelakia es una pequeña comunidad ubicada a 32 Km. de Larissa, la capital de la Prefectura de Larissa, en la región de Tesalia. En un entorno natural privilegiado, es la entrada al valle de Tempi, recorrido por el antiguo río Peneus. Es un pueblo histórico, custodiado por el monte Kissavos, cuyo nombre proviene del vino que se producía en los numerosos y pequeños viñedos que alguna vez existieron en esta región.

Aunque se sabe poco acerca del origen de esta aldea, es mencionada por Homero y ha estado continuamente habitada desde entonces. En el siglo XVIII y hasta comienzos del XIX era muy conocida por sus tejidos de algodón y su famoso hilo rojo preferido por los reyes y los nobles, teñido con una planta local llamada rizari, y porque aquí se creó la primera cooperativa del mundo dedicada a la exportación de hilados.

Esta prosperidad comercial dio lugar a una época dorada, en la cual los comerciantes acomodados construyeron hermosas mansiones que combinaban los elementos constructivos locales creado una de las más peculiares e interesantes formas de la arquitectura popular griega. En total son diecisiete casas, todas construidas entre fines del siglo XVIII y comienzos del XIX.

La más notable es la de George Schwartz en la que actualmente funciona el Museo del Folklore. Es una extraordinaria mansión de tres pisos, construida en 1787, con una rica decoración interior en la que trabajaron artesanos locales. Los dos primeros pisos son de piedra, rústicos y con pocas aberturas; en cambio la planta alta sobresale de la fachada y tiene numerosas ventanas.

La sala más rica es la de El Águila, que precisamente tiene un águila bicéfala en relieve sobre la puerta y otra en la parte superior de la chimenea. Las paredes están decoradas con cuadros que representan paisajes, frutas, flores, personas y hasta una pintura de la propia mansión.  Para saber más acerca del pasado industrial de Ampelakia, pueden visitar la antigua fábrica textil, en la que se conservan los telares domésticos entre otros implementos.

Otras casas importantes son las de S. Solomou, bien conservada, y la de Thanasis Chaimadi, que se convirtió en un centro de la Resistencia y hasta tenía una imprenta clandestina; en cuanto a otros monumentos, hay varias iglesias pos bizantinas y las ruinas del impresionante Castillo de Oria.

Pero no todo es arquitectura y monumentos en Ampelakia. Ideal para una escapada de fin de semana, pueden visitar el bosque de Polidhendhri, casi 8.700 hectáreas ideales para senderismo y ciclismo, la pequeña presa de Tsairia o Kissavos, con sus bosques y caminos para recorrer en vehículos de doble tracción y ciclismo de montaña. En verano se puede disfrutar de las playas cercanas de Stomio y Karitsa. Otras cosas para hacer: descenso de cañones, cabalgatas y kayakismo.



Etiquetas:

Categorias: Larisa


Deja tu comentario