- Sobre Grecia - https://sobregrecia.com -

Receta de pastelitos griegos de calabacin

Ya sabemos que Grecia es uno de esos paises conocidos por su buena alimentación, dieta mediterránea, equilibrada y variada.

Y forma parte de esa dieta sana y equilibrada el hecho de comer abundante verdura. De esta forma, son los griegos uno de los que más verduras comen de todo el viejo continente y disponen de una gran variedad de platos elaborados con productos naturales de huerta, berenjenas, tomates, pimientos o calabacines.

Precisamente con estos últimos, los calabacines, está elaborada la receta que os facilitamos hoy. Que puede servirse como plato acompañado de otros ingredientes o de una buena ensalada pero que también se utiliza en Grecia como uno de sus tantos mezédes. Aquí les dejamos la receta para elaborar esta especie de pastelillos o buñuelos de calabacín denominados en Grecia con la palabreja de kolokithokeftedes.

Kolokithokeftedes, pastelitos de calabacín

Ingredientes

– 500 gr. de calabacín
– 1 huevo
– 100 gr. de queso rallado
– 150 gr. de pan rallado
– 1 cebolla
– 1 cucharada de aceite de oliva
– 1 cucharada de perejil picado
– 1 cucharada de menta picada
– Sal
– Pimienta negra
– Aceite para freir

Dificultad: media

Elaboración

– Primero preparamos los calabacines. Para ello los lavamos y cortamos en trocitos no muy grandes.

– Colocamos una cazuela con agua y sal al fuego y hervimos los calabacines. Normalmente con 8 minutos es tiempo suficiente. Cuando estén listo, escurrir y reservar.

– Pelamos y picamos la cebolla y la doramos en una sartén con un poquito de aceite.

– Trituramos el calabacín ya cocido con la batidora.

– Ahora debemos hacer una especie de masa mezclando el calabacín triturado, la cebolla doradita, el queso, la mitad del pan rallado, el huevo, el perejil y la menta y salpimentamos.

– Mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos la masa reposar en la nevera durante 30 minutos.

– Pasado el tiempo procedemos a formar bolitas o la forma deseada con las manos, las rebozamos con el resto del pan rallado y las freimos en abundante aceite bien caliente hasta que estén doraditas.

– Dejar escurrir las bolitas en papel de cocina cuando las saquemos y servir en caliente.

Puede adornarse espolvoreando queso rallado por encima cuando todavía están calientes y acompañar con un poquito de ensalada o con patatas.

Foto vía yelp