- Sobre Grecia - https://sobregrecia.com -

Ouzo, el licor griego mas tradicional

El Ouzo es, sin ninguna duda, el licor más tradicional y conocido de Grecia y no en vano cuenta con un Museo propio en la Isla de Lesbos, considerado un lugar perfecto para degustar este tradicional licor.

Se trata de una bebida alcohólica que es elaborada básicamente con uvas, anís, alcohol y azúcar que alcanza una alta graduación alcohólica, pudiendo alcanzar el 50% vol.

Es elaborado prácticamente en toda Grecia y esta elaboración se hace, aún hoy en día, de una forma muy tradicional y en pequeñas cantidades.

Cada persona que elabora Ouzo guarda celosamente su receta, como un tesoro, y las grandes empresas productoras de Ouzo hacen lo mismo.

De esta forma existen diferentes sabores a pesar de tratarse de la misma bebida y de estar elaborada, seguramente, con los mismos ingredientes. Sin embargo, para aquellos que no estamos acostumbrados a beber este licor, no es fácil apreciar las sutiles diferencias.

Probablemente uno de los motivos por los que este licor se ha convertido con el paso de los años en el más popular del país sea que a los griegos, como a casi todas las personas consideradas habitantes del Mediterráneo, sienten una especial predilección por el anís.

Por eso, en la elaboración del Ouzo la selección del anís es muy importante y la cosecha de la planta se realiza de una forma muy tradicional, a mano y con especial cuidado.

Es muy habitual en Grecia encontrar una botella de Ouzo que contiene la cantidad de 0,2 litros. Digamos que una especie de medida justa para que dos personas tomen un aperitivo acompañado, como no podía ser de otra forma, de unos mezédes.

Y, aunque es muy habitual tomar este tradicional licor como aperitivo, también es frecuente que la gente lo tome al final de las comidas. De hecho en muchos restaurantes es un gesto amable de la casa que suelen poner como invitación.

Normalmente el Ouzo se toma frío, con hielo y hay quienes además suelen rebajarlo con un poco de agua, un gesto aconsejado para quienes lo tomen por primera vez o no sean consumidores habituales de bebidas alcohólicas.

Al mezclarlo con agua o hielo el Ouzo, que en principio es incoloro, torna a un color blanquecino.

Con agua o sin ella beber Ouzo en nuestro viaje a Grecia no deja de ser una forma más de conocer de cerca este maravilloso país, su gastronomía y, en definitiva, las costumbres y tradiciones más arraigadas entre sus habitantes.

Foto vía Flickr