Dionisio, el dios de los excesos

Dionisio

Dionisio (o Dioniso) era el famoso dios del vino, también conocido como Baco. Su nombre incluso hoy es sinónimo de excesos, locura, éxtasis y liberación; padre de la agricultura, el teatro y por qué no también de la borrachera, Dionisio es uno de los favoritos del panteón griego.

Dionisio era hijo del Zeus y de la mortal Sémele, aunque otras versiones dicen que su madre fue Perséfone. Sémele era hija del rey de Tebas, y cuando Hera -esposa de Zeus– supo que Sémele estaba embarazada, se transformó en una nodriza para ganarse su confianza. Sémele le contó que Zeus era el padre del hijo que esperaba y Hera fingió no creerlo, sembrándole la duda.

Así Sémele le pidió a Zeus que se revelara en toda su gloria como prueba de su divinidad y el dios se presentó ante ella con sus truenos, relámpagos y rayos, destruyéndola. Pero Zeus logró rescatar al niño plantándolo en su muslo y al cabo de unos meses, Dionisio nació en la isla Icaria, sobre el monte Pramnos.

La otra versión, que adjudica la maternidad a Perséfone, la reina del Inframundo, cuenta que Hera intentó matar al niño enviando a los Titanes, pero Zeus los espantó con sus rayos, aunque algo tarde, porque ya se habían comido al niño. El corazón fue lo único que se salvó y que fue utilizado por Zeus para reconstruir al Dionisio en el vientre de su madre. Ambas versiones explican por qué se lo llamaba “el nacido dos veces”. Este renacimiento es el principal motivo de adoración en las religiones mistéricas.

Preocupado por la seguridad del niño y los celos de su esposa, Zeus confió la crianza de Dionisio a otras personas que varían según las versiones: el dios Hermes, el rey Atamante y su esposa, las ninfas de la lluvia de Nisa, la diosa Rea, o Perséfone. Dionisio creció, aprendió sobre agricultura y cómo preparar el vino. Sin embargo, Hera se las arregló para hallarlo e hizo que se volviese loco, por lo que Dionisio empezó a vagar por diversas partes de la tierra.

En Frigia la diosa Rea lo curó y le enseñó sus ritos religiosos. Dionisio emprendió su recorrido por Asia enseñando a la gente el cultivo del vino. Luego regresó a Grecia y emprendió la introducción de su culto en Grecia, aunque a algunos príncipes no les gustaba mucho la idea de caos y la locura que éste acarreaba.

Dionisio es protagonista de muchos relatos míticos. Su papel como inspirador de la locura ritual lo convirtió en una de las divinidades más importante de la mitología griega. Su séquito era llamado el Tiaso y estaba formado por las Ménades y sátiros, personajes que veremos más adelante.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Mitologia griega


Comentarios (3)

  1. Carlos dice:

    Muchas Grasias :D Esta muy Buena

  2. Lorena dice:

    Gracias me ayudó mucho gracias

    Vesos😘😘😘😘

  3. Jesús dice:

    Hola. Me gustaría poder usar esta imagen para ilustrar un trabajo sobre Dionisos y quería saber si está libre de derechos de autor. Gracias.

Deja tu comentario