- Sobre Grecia - https://sobregrecia.com -

Circe, la diosa hechicera

Circe es un popular personaje de la mitología griega, famosa por su papel en La Odisea de Homero y la leyenda de Jason y los Argonautas. Hija de Helios, el sol, y Perseis, una oceánide, Circe era una hechicera que convertía en animales a quienes la ofendían con pociones mágicas.

Circe vivía en la isla de Eea. Según Homero, su residencia estaba forma por una mansión de piedra en medio de un bosque, rodeada de animales salvajes, como leones y lobos, que no eran más que sus víctimas transformadas, por lo tanto, no eran peligrosos.

Cuando Ulises arribó a la isla de Eea, envió a algunos de sus hombres a recorrer la isla. Estos fueron recibidos por Circe, quien los invitó a un banquete, pero la comida estaba envenenada con una de sus pociones y los marineros se convirtieron en cerdos. El suspicaz Euríloco fue el único que advirtió el peligro y logró escapar y avisarle a Ulises lo que había ocurrido.

El héroe fue a rescatar a su tripulación, pero antes se topó con Hermes, el dios mensajero, quien le aconsejó que recogiese algunas hierbas para protegerse de Circe. Y eso hizo. Cuando la hechicera le ofreció algo de beber, Ulises agregó las hierbas al brebaje y el hechizo de Circe no tuvo efecto en él, por lo que luego la obligó a regresar a sus hombres a sus formas humanas.

La leyenda también dice que, irónicamente, la hechicera Circe no pudo contra los encantos de Ulises y se enamoró de él. De hecho, según Hesiodo tuvieron tres hijos: Agrio, Latino y Telégono, quien gobernó a los etruscos.

En la leyenda de Jason y los Argonautas, Circe purificó por la muerte de Apsirto. También transformó a Escila en un monstruo que era mujer en su mitad superior, mientras que en la parte inferior surgían horribles perros que devoraban todo.