- Sobre Grecia - https://sobregrecia.com -

Festos, en Creta

El pasado minoico de Creta es bien conocido gracias a las ruinas del Palacio de Knossos, una de las principales atracciones de la isla. Sin embargo, no es el único sitio en que podemos acercarnos a la antigua historia cretense. Festos estuvo entre los centros más importantes de la civilización minoica, y alguna vez fue la ciudad más poderosa del sur de Creta. Este palacio fue fundado en el siglo XV antes de Cristo, y en torno a él se desarrolló una extensa área urbana. Por ello también es una visita ineludible para los que pasan unos días de estancia en Creta.

La destrucción definitiva de este palacio no eclipsó la importancia de la ciudad, que permaneció habitada hasta el siglo VIII. Al sur de las ruinas, se edificó el templo de Rea, del que pueden observarse sus vestigios, junto con varias casas que se conservan sobre el ala oeste.

Algo de historia puede ayudarnos a entender lo que se observa en un paseo entre las ruinas del palacio. La primera construcción tuvo lugar a principios del segundo milenio antes de cristo, y una segunda edificación se desarrolló hacia mediados del siglo XV a.C., que dio lugar al nuevo palacio. Es por esto que pueden apreciarse las ruinas de dos estructuras diferentes que llevan el mismo nombre: el Palacio de Festos.

Distribuido en diferentes terrazas, el palacio fue construido con sillares (piedras talladas en todas sus caras). Está constituido por las dependencias reales, almacenes y talleres. Al oeste de los almacenes se encuentra el área teatral, con numerosas vías de procesión para los festivales religiosos. Los expertos consideran al conjunto de las estructuras como el ejemplo más perfecto de la arquitectura minoica, pese a que no es el más famoso de la isla.

Otra interesante visita en Festos es la iglesia veneciana de San Jorge, que representa una etapa mucho más reciente de la historia de Creta. Esta iglesia de San Jorge está situada al oeste del palacio.

Foto Vía: Foxy’s Island Walks