Kyparissia, un paraíso desconocido del Peloponeso

La ciudad alta de Kyparissia.

La ciudad alta de Kyparissia

Situada en el sudoeste de la península del Peloponeso, Kyparissia es una encantadora localidad costera con paisajes compuestos de montañas y mar, y extensas áreas de verde vegetación entre ambos. Playas de arena y simpáticos habitantes como las tortugas gigantes completan la oferta natural.

Sin embargo, y aunque muy destacable, los atractivos naturales no son la única razón para visitar Kyparissia. Esta ciudad también es hogar de numerosos monumentos históricos y antiguos. Y dado que el turismo es bastante escaso, pese a lo edénico de este destino, resulta a la vez muy tranquilo y acogedor.

El monte Egaleo domina las vistas de la ciudad, que fue construida en forma de anfiteatro. Puede dividirse en dos partes: la ciudad alta, que es la más antigua. Esa zona está compuesta por casas de piedra y callejuelas que serpentean cuesta arriba entre las fachadas pintorescas del lugar.

En la parte baja de la ciudad, se encuentra la vida moderna y todas las facilidades necesarias para que los visitantes se sientan a gusto y disfruten de unas vacaciones perfectas.

Una de las vistas principales, y además un encantador paseo de Kyparissia, es el castillo de estilo bizantino que se divisa desde casi cualquier parte de la ciudad. Fue construido para mantener a salvo la ciudad de los ataques piratas, y a lo largo de la historia fue ocupado por venecianos y turcos.

También hay muchas pequeñas iglesias de estilo tradicional para visitar, y el sitio arqueológico de Peristeria, vestigio de los primeros tiempos de la ciudad. La historia más cercana se encuentra en el Museo Folklórico.

Después de tantos paseos, es momento de refrescarse y descansar un poco. Para eso, el sitio perfecto es la playa de Ai-Lagoudis, la más recomendable del lugar. Allí funcionan numerosos bares y cafés con vistas al mar, además de pqueños encantadores hotelitos donde pasar la noche.

Foto Vía: Greece Travel



Etiquetas: ,

Categorias: Peloponeso


Deja tu comentario