El monasterio Osiou Louka, visita desde Atenas

Osiou Louka

No todos los atractivos de Atenas están dentro de esta ciudad; quizá una de las ventajas turísticas de este lugar sea la proximidad con la que contaremos a la hora de visitar otros lugares de Grecia. Por ejemplo, una de las excursiones más interesantes y completamente recomendable es la de la visita de Osiou Louka, uno de los monasterios bizantinos más importantes del país, considerado como Patrimonio de la Humanidad e inscrito en esta lista junto a otros monasterios como el de Daphni y Néa Moni, de Chíos.

Es una excursión muy a tener en cuenta si nos alojamos en Atenas durante unos días; y es que este lugar está a menos de dos horas de la capital, a una hora y media. Una distancia que nos permitirá pasar un día viendo el Monasterio y completando la visita con otras paradas, como por ejemplo con Delfos, a tan sólo 25 kilómetros del monasterio.

¿Qué tesoros encierra este monasterio que lo hace tan especial como para marcarlo en nuestra guía turística? Se trata de un lugar lleno de paz espiritual que se emplaza en mitad de un valle lleno de almendros y olivos. Un paisaje muy mediterráneo en el que se levanta un precioso monasterio dedicado a un ermitaño griego que falleció en el año 953 y que fue enterrado en la cripta del lugar sagrado. Es cierto que el paisaje no es tan espectacular como el de otros lugares sagrados en Grecia, por ejemplo el de Meteora, aun así, es capaz de transmitir una paz abrumadora.

El complejo monástico destaca por sus dos iglesias. Una más grande, conocida como Katholikon, y otra más pequeña conocida como Theotokos, construidas en el año 997 y 1011.

Lo que más llama la atención es su parecido, a escala bastante más reducida, a lugares tan importantes como puedan ser Santa Sofía en Estambul o la Basílica de San Marcos en Venecia, un parecido que no pasa desapercibido para nadie.

Muchos son los rincones mágicos de este lugar, por ejemplo, el mosaico dorado con la imagen del santo que podemos encontrar justo en la entrada o los maravillosos frescos y mosaicos que podemos encontrar en su interior. Cuando la luz entra en Osiou Loukas, todo se inunda de una magia única. La luz impacta en cada una de las piezas de los mosaicos haciendo que brille cada rincón del monasterio.

Otros enlaces de interés:

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Atenas


Deja tu comentario