Los siete sabios de Grecia

7_sabios_de_grecia

En Grecia, entre los siglos VII y VI a.C, destacaron varios hombres por sus ideas sobre la ciencia, filosofía y política. Estos hombres son conocidos como los siete sabios de Grecia o los siete sensatos, individuos que reflexionaron hace ya siglos sobre la vida humana, el planeta, los fenómenos físicos, los astros, estaciones y otros temas relacionados con la aritmética y geometría.

Los siete sabios de Grecia, cuyos nombres pueden diferir según las versiones, dieron una serie de máximas que quedaron grabadas para la posteridad. Enseñanzas o frases que pueden guiar la vida de los hombres incluso a día de hoy.

Aunque como comentábamos, los nombres pueden variar según versiones, los que más suelen aparecer son los de Cleóbulo de Lindos, Solón de Atenas, Quilón de Esparta, Bías de Priene, Tales de Mileto, Pítaco de Mitilene y Periandro de Corinto.

Cleóbulo de Lindos gobernó Lindos, en Rodas, allá por el año 600 a.C. A este personaje se le atribuyen máximas como la de “La moderación es lo mejor” o “Aceptar la injusticia no es una virtud, sino todo lo contrario”.

Solón de Atenas fue conocido por ser un gran legislador. Una persona que intentó y consiguió, en cierta medida, reformar la sociedad de Atenas en su época. De este sabio se recuerdan máximas como “Nada con exceso, todo con medida”, sin duda una enseñanza de lo más útil, incluso para el hombre contemporáneo.

Quilón de Esparta fue un estadista espartano que elaboró una gran parte de la constitución que se le atribuye a Licurgo (militarización de Esparta y educación castrense de la juventud). Para Quilón, había algo claro “No desees lo imposible”.

Conocido por su moral práctica y por la falta de interés que sentía por las riquezas materiales, Bías de Priene era un político griego que se convirtió en legislador en el siglo VI a.C. A este hombre se le atribuyen máximas como “La mayoría de los hombres son malos”.

Pítaco de Mitilines fue un estadista griego que consiguió vencer a los atenienses, intentó restringir el poder de la nobleza y ejerció su poder apoyándose en las clases populares. Para Pítaco “Debes saber escoger la oportunidad”, pero además “el perdón es mejor que el castigo”, algo que aprendió en carnes propias. Al parecer, su hijo fue asesinado, y cuando le trajeron a su asesino, Pitaco lo dejó en libertad diciendo la famosa frase.

Periandro de Corinto intentó mantener la estabilidad política de Corinto. Hizo grandes esfuerzos en humanizar el trabajo de los esclavos y protegió las clases sociales de los campesinos más pobres. A este hombre se le atribuye la máxima de “Sé previsor con todas las cosas”.

Finalmente encontramos a Tales de Mileto, quizá el sabio más conocido de todos. Aristóteles lo considera el padre de la filosofía, y no es para menos. Entre otras cosas, creó el grupo de los físicos jonios (fisiólogo), los cuales intentaban encontrar una explicación a la naturaleza. También se centró en explicar el origen del mundo, llegando a la conclusión de que el agua es el principio de todo. Asimismo, se le atribuyen máximas como la de “En la confianza está el peligro”.

Otros enlaces de interés:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Grecia


Deja tu comentario