Apuntes sobre la civilización jónica

mapa de la antigua Jonia

Se conoce como Jonia a la región de la Grecia Asiática, situada en las costas septentrionales de la península de Anatolia (Asia Menor), y las islas más próximas a ella en la zona comprendida entre Halicarnaso y Esmirna, durante los tiempos de la Antigua Grecia. Aunque se los conoce como jonios en su conjunto nunca se trató de una nación unificada, y este nombre viene de las antiguas tribus jonias que colonizaron las costas e islas del Egeo entre los años 800 a. C. y 480 a. C., expulsando a los carios y los légeles en el proceso.

La civilización jónica se desarrolló entre los años 1050 a. C. y el 64 a. C. (año en que la región es conquistada por el romano Pompeyo) aunque no siempre tuvieron independencia, ya que sus ciudades pasaron a manos de los persas en el siglo VI a. C., en unos casos mediante tratados y pactos y en otros mediante la conquista y la fuerza. La revuelta de varias ciudades-estado (tanto jonias como dorias, carias y helespontias) ante las condiciones bajo el poder de Persia (sobre todo por los elevados impuestos establecidos), dieron inicio a la que se conocería como la Primera Guerra Médica, y de la que los jonios salieron muy mal parados. La ciudad de Mileto quedó parcialmente destruida y las ciudades sublevadas fueron reprendidas con dureza.

La Segunda Guerra Médica llevó a los jonios a depender de la Liga de Delos, con sede en Atenas, hasta que vuelven a ser conquistadas por Persia en la Guerra del Peloponeso y aunque Esparta los libera de nuevo, cambian otra vez de manos cuando se rubrica la Paz de Antálcidas, que cede su dominio a los persas. Esta situación política tan inestable terminó con la llegada del gran conquistador, Alejandro Magno el macedonio.

Las principales Ciudades-Estado que componían la Liga Jónica fueron 12 en un primer momento (Focea, Clazómenes, Eritrea, Teos, Lebedos, Colofón, Éfeso, Priene, Miunte y Mileto y las islas de Samos y Quíos) siendo conocidas como la Dodecápolis jonia, pero posteriormente se les sumó la ciudad de Esmirna. Estas ciudades basaban su economía principalmente en la agricultura, pero con la influencia posterior de las culturas de Egipto, Assuria y Phoenicia, los jonios dieron sus primeros pasos hacia una civilización más avanzada.

Si hay una característica que definió a los jonios fue su pasión por el conocimiento y la ciencia, y por sus aportaciones a los campos de la astronomía, la geometría y las matemáticas. También destacaron en lo referente al comercio, siendo su máximo exponente la ciudad de Miletos, que además fue un importante centro cultural. Esta ciudad fue cuna de mentes tan brillantes como la del filósofo Thales, el geógrafo Hecataeus o los historiadores Anaximandro y Anaxímenes.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Grecia


Deja tu comentario