El Museo del Olivo de Andros, en las Cícladas

Museo del Olivo de Andros

Durante miles de años, el olivo ha sido el compañero de los pueblos del Mediterráneo oriental, desde el Asia Menor hasta la Península Ibérica, pasando por las actuales Palestina, Chipre, Grecia, Italia y Sicilia, el sur de Francia y la costa del norte de África.

El clima templado del Mediterráneo ha favorecido este cultivo que es conocido por lo menos desde el año 3500 antes de nuestra era; sin embargo, se han descubierto olivos fósiles de ¡60.000 años de edad!

El olivo está presente en la vida cotidiana, las costumbres y tradiciones, cantos y fiestas, en las artes visuales y la literatura.  Es el símbolo de la paz, el premio de los Juegos Olímpicos, el regalo de Atenea a la nueva ciudad, el oro líquido de los árabes que dio origen a la palabra “aceite” en castellano, dando origen a una verdadera cultura del olivo en toda la región.

El cultivo de olivos y producción de aceite de oliva en las Islas Cícladas es pequeño en relación a la producción total de Grecia, pero sí de excelente calidad. Y aunque en realidad en Andros nunca se cultivó más que para el consumo interno, si quieren saberlo todo acerca de la producción tradicional de aceite de oliva en las islas Cícladas lo mejor es conocer su Museo del Olivo, ya que justamente ese hecho permitió que se mantuvieran las técnicas de producción más antiguas y tradicionales.

Tanto es así que solamente aquí en Andros, y esto es muy importante, el olivo es llamado por su nombre real: “elaino”, como aparece en la saga homérica, y “kosinas” o “kosini” para el olivo silvestre, pues así se llamaba la corona de olivo silvestre que se otorgaba como premio en los concursos.

El Museo del Olivo de Andros funciona en un antiguo molino de Pitrofos, restaurado y acondicionado como una atracción para todos los públicos, que nos ilustra acerca de la tradición agrícola, la tecnología preindustrial y la tradición arquitectónica. Interesará al visitante saber que los molinos de aceite de Andros tenían dos pisos; el aceite se producía en la planta baja, mientras que la superior estaba destinada a vivienda de la familia; sin embargo, este tiene muchas habitaciones.

Fue construido a comienzos del siglo XVIII y funcionó hasta la década del 60 del siglo pasado.  Luce la tradicional arquitectura cicládica, con arcos, bóvedas, cuidada fachada y mampostería interior, y podremos ver tres piedras de molino, placas de molienda y otros elementos muy bien conservados.

Es muy fácil llegar al Museo que se encuentra en la localidad de Pitrofos; está abierto todos los domingos de 10 a 12, pero si llegan en otro momento, pueden solicitar una visita especial.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Andros, Museos en Grecia


Deja tu comentario