El anillo verde de Atenas

Monte Licabetus

Atenas está rodeada por un anillo de áreas verdes y calles peatonales que transforman esta ciudad en una de las más agradables de Europa: la Acrópolis, Thission, los Jardines Nacionales, Psiri y Plaka se interconectan y extienden cada vez más.

Esta área brinda a locales y visitantes kilómetros de senderos para caminar y reconocer la ciudad antigua, sitios arqueológicos y espacios de vida silvestre.   Un recorrido a pie desde la Acrópolis nos permitirá subir la colina de Philipapos, deambular por los bosques y obtener las mejores vistas del Partenón; aquí hay también teatros donde se desarrollan importantes festivales artísticos como el Atenas Luz y Sonido, o el festival de danza Dora Stratou.

El monumento a Philippapos fue construido por los romanos en el año 114-116 d.C.; desde aquí disfrutaremos de impresionantes vistas de la ciudad de Atenas. Colina abajo se encuentra el templo bizantino de Agios Dimitrios y desde allí podemos asciender a la colina de Pnyx, cuna de la democracia griega.

En el Cerro de las Ninfas hay un observatorio construido en 1842 que resultó poco práctico pues la bruma de Atenas dificulta la visión del cielo. Aquí se celebra la fiesta de los cometas y el Lunes de Apokreas o carnaval.  También se puede ver la prisión de Sócrates, tallada en la piedra, que en realidad fue un santuario de Pan, y otras cuevas en la roca que fueron utilizadas para ocultar objetos de arte y reliquias arqueológicas durante la ocupación nazi.

Continuando con nuestro recorrido durante nuestra estancia en Atenas, veremos el monte Thission con el templo de Efestos, y a la derecha se encuentra la colina Areópago y el lugar por donde se arrojaba a los criminales pues en esta colina funcionaba un tribunal encargado de juzgar esos delitos; las vistas de Atenas y atardeceres sobre el Pireo son fantásticas.  Se puede llegar a los Jardines Nacionales caminando desde el Ágora, un verdadero paraíso tropical que en su época fueron los jardines privados del rey de Grecia; pasando estos jardines se puede ver el Palacio con su guardia de evzones.

Un poco más adelante encontraremos el Estadio Olímpico y siguiendo las indicaciones hacia Zappion atravesaremos otra zona de árboles y flores; aquí estuvo el primer estadio Olímpico, construido en 1896 y también rodeado de bosques.  El anillo se completa con el Monte Licabetus, en realidad dos montañas con decenas de kilómetros de senderos y espectaculares vistas al atardecer, y la colina Galatsi, cuya parte superior está cubierta de granjas; aunque no es exactamente un destino turístico, tiene un gran parque, un centro de deportes y hasta un cine en el camino a la cima.

Foto: Vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Atenas


Deja tu comentario