Mykonos y Syros, Joyas de las Islas Cícladas

Mykonos y Syros

Sin duda alguna, Grecia es uno de los países con mayor pasado histórico y cultural que el mundo puede tener y es por eso que muchos turistas deciden visitarlo gracias a los impresionantes vestigios de los templos y ciudades que alguna vez en el tiempo hicieron de la Antigua Grecia la civilización más grande de su época. También pueden decidirse por visitar alguno de los tantos museos de artes de los pueblos griegos. Pero hoy, lo que en verdad recomendamos, debido a su encanto irresistible, es dar un paseo por cada uno de los pueblitos y ciudades con que cuenta este mediterráneo país.

Comenzando por la bella isla de Mykonos, ubicada entre Syros y Paros, el mayor movimiento de este lugar se da en la parte occidental. En sí se trata de una isla bastante cosmopolita y sumamente turística, con una vibrante vida nocturna, conocida como la reina de las Islas Cícladas, y requerida por varias figuras importantes y/o famosas de la escena mundial. Destacan sus paradisíacas playas, sus pintorescas calles estrechas y el hecho que la mitología griega dice que en este lugar Zeus luchó contra los gigantes.

También es recomendable pasar por otra de las Islas Cícladas, la isla de Syros, ubicada en medio del Mar Egeo, específicamente entre Kythnos y Tinos, al sureste de Atenas. Esta isla de 87 kilómetros de costa, es conocida en la literatura universal por haber sido la cuna del gran sabio y filósofo Ferekydis, quien fue el tutor de Pitágoras.

Una vez que hayamos llegado a Syros debemos visitar su capital de incomparable belleza, Ermoupoli, la cual cuenta con poco más de 13 mil habitantes. Resulta interesante saber que esta ciudad fue fundada en el año 1820, durante la época de la revolución griega y desde entonces se convirtió en un punto referente e importante al comercio pues en ella se posa un puerto natural distinguido por su belleza neoclásica.

Vale la pena mencionar que tanto el norte como el sur de Syros pueden diferenciarse con mucha notoriedad debido a que el norte muestra áreas montañosas y áridas mientras que el sur tiene terrenos llanos y muy fértiles.

Se puede decir que este lugar guarda todavía su encanto natural debido a los hermosos paisajes que uno puede encontrar tanto en las bahías como en las áreas verdes. Si te gusta el arte también podrás gozar de cada uno de los tantos monumentos históricos que se pueden hallar en la isla. Se puede decir que en Syros encontrarás un poco más de calma que en el ambiente turístico de la ya mencionada Mykonos.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Islas Cicladas, Mykonos, Siros


Deja tu comentario