Atlas, el titán condenado

Atlas

Los escritos de Homero y Hesiodo nos hablan de un gigante poderoso, responsable de sostener los cielos con sus grandes manos y sus fuertes hombros. Su nombre es Atlante o Atlas, el portador, un joven titán al que Zeus condenó a mantener la tierra separada del cielo por toda la eternidad.

Atlas era hijo de Jápeto y la ninfa Clímene, y hermano de Prometeo, Epimeteo y Menecio. Otra versión más popular dice que es hijo de Gea y Urano. Atlas fue el jefe de los Titanes en la Titanomaquia, aquellas batallas libradas antes de la existencia del hombre en la tierra. Los Titanes lucharon contra los Olímpicos durante once años en esta guerra también conocida como la Batalla de los Titanes (no confundir con la Gigantomaquia). Finalmente, los Titanes fueron derrotados y Zeus castigó a Atlas obligándolo a cargar el peso de los cielos sobre sus hombros, lo cual robaba gemidos de dolor del joven titán, incluso a pesar de su extraordinaria fuerza.

Atlas reinó en Arcadia y en el noroeste de África, donde tenía su preciado árbol de hojas y frutas doradas, las famosas manzanas doradas que Gea dio como regalo de bodas a Zeus y Hera y que gran protagonismo se han ganado en la mitología griega. Atlas se casó con Hesperis y tuvo seis hijas conocidas como las Hespérides o Atlántides, quienes cuidaban del famoso jardín de frutos y animales de oro.

Cuenta el mito que el héroe Perseo visitó su reino luego de matar a Medusa, donde se presentó como hijo de Zeus y pidió hospitalidad a Atlas. Pero éste recordó que una profecía le había dicho que un hijo de Zeus le quitaría sus riquezas, incluyendo su querido jardín, el cual estaba rodeado de murallas y con un dragón centinela. Pero de todas formas, sintiéndose amenazado por Perseo, le negó su petición. El héroe no aceptó la negativa y sostuvo la cabeza de Medusa ante los ojos del titán, convirtiéndole en una enorme piedra a la que se llamó cordillera del Atlas, cuyas montañas eran tan altas que tocaban el cielo.

Sin embargo, otra versión dice que fue Heracles quien engañó a Atlas para que recuperase algunas manzanas de oro del jardín de las Hespérides como parte de sus doce trabajos. Pero sea como sea, la historia de Atlas es un mito mezclado con verdad pues se cree que Atlas fue un mítico rey de Mauritania, en Libia; era un sabio filósofo y matemático y extraordinario astrólogo que descubrió la esfericidad de las estrellas y desarrolló el primer globo celeste. Por esta razón es posible que haya nacido el mito, convirtiendo al rey en un personaje fantástico que cargaba el firmamento sobre sus hombros.

Foto vía: astramate

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Mitologia griega


Comentarios (7)

  1. Nancy M Sánchez dice:

    Está muy clara la informacion, me agrado mucho.

  2. gzbriel dice:

    entonces la representacion clasica esta un poco mal no, porque sostiene el cielo y la tierra pero deberia estar entre la tierra y el cielo, pues los debia mantener separados, o acaso se refiere exclusivamente al espacio exterior?, a la vida de las estrellas?.

Deja tu comentario