Gea, la Diosa Madre

Gea, Diosa Madre griega

La Tierra siempre ha sido adorada como la fuente de toda vida. En la mitología griega, Gea era la personificación de esta Diosa Madre, una deidad primordial ancestral que dio origen a la existencia. Los romanos la adoptaron como Tellus Mater o Terra Mater pero fue más conocida como Gaia.

Hesíodo cuenta en su Teogonía que Gea surgió tras el Caos, aquel estado primitivo de existencia, para luego, ella sola, engendrar a Urano, el Cielo, y a Ponto, el mar. Gea se unión con Urano para dar a luz a los Titanes y entre ellos estaba Cronos, el tiempo, el más astuto, joven y terrible de sus hijos. También engendró a los Cíclopes, gigantes deformes de un solo ojo, y a los Hecatónqueros, de cien brazos y cincuenta cabezas.

Urano se avergonzó de estos hijos y los encerró en el Tártaro, el mundo de las profundidades y la oscuridad. Sin embargo, como toda madre, Gea amaba a sus hijos e incitó a los titanes a que se rebelaran contra su padre, pero Urano terminó encerrándolos también. Gea acudió a ayudarlos con las titánides y, apenas liberados, los cíclopes atacaron a los titanes y los hecatónquiros a las titánides, celosos de su belleza.

Gea acabó encerrando a los cíclopes y hecatónquiros ella misma y para siempre. Luego le pidió a su hijo Cronos que matara a Urano y le dio una hoz, con la cual le cortó los genitales. Al salpicar la sangre de éstos en la Tierra Gea surgieron los Gigantes, las Erinias y las Melias. Crono arrojó al mar la hoz, lo que dio origen a la isla de Corfú, y los genitales de Urano, de donde nació Afrodita. Crono encerró entonces a Urano en el Tártaro junto con los cíclopes y hecatónquiros, a quienes también temía.

Tras la castración de Urano, Gea parió a Equidna y (según algunos) a Tifón, engendrados por Tártaro. También se unió con Ponto, de donde nacieron las divinidades marinas Nereo, Taumante, Forcis, Ceto y Euribia. Con Éter tuvo a Ergía, la diosa de la pereza y la holgazanería.

En el arte griego, Gea era representada como una mujer entrada en años y a menudo dando el bebé Erictonio (un futuro rey de Atenas) a Atenea para que ésta lo criase. También se la puede ver como una mujer reclinada sobre la tierra rodeada de dioses infantes de los frutos de la tierra. Con el tiempo, Gea se convirtió en la madre universal y se la consideraba además inspiradora de muchos oráculos, poseedora de los secretos de los Destinos, cuyas predicciones eran más antiguas y seguras que las de Apolo.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Mitologia griega


Comentarios (9)

  1. ~larry~ dice:

    sinceramente no encontré un carajo

  2. Hey dice:

    ¿Información sobre la obra, por favor?

  3. zzzzzzz dice:

    Urano era un dios griego que personificaba la bóveda estrellada. Fue hijo de Gea sin la intervención de ningún elemento masculino. Pero fue también con Gea con quien se unió para tener varios hijos enormes y monstruosos: seis Titanes y 6 Titánides, los Cíclopes (que tenían un solo ojo en la frente) y los Hecatonquiros, que tenían 50 cabezas y 100 brazos.

    Urano encerró a sus hijos en las profundidades de la tierra porque tenía miedo de que unos hijos tan enomes y poderosos le arrebataran el poder. Fue Gea quien ayudó a sus hijos a que se rebelasen contra su padre y le dio una hoz de piedra al Titán Crono (Saturno) para que castrase a Urano.

  4. vvvv dice:

    muy buena

Deja tu comentario