Gyros, típica comida rápida en Grecia

Gyros

En toda Grecia existe una comida muy popular que generalmente se come al paso, sin necesidad siquiera de un plato y cubiertos, y que se llama Gyros. Tiene en sus ingredientes el sabor típico de la comida griega, algo difícil de explicar por la mezcla de texturas y sabores, pero igualmente delicioso. Está preparado con un toque especial que parece que sólo los griegos saben darle.

El ingrediente principal de esta comida es la carne asada de vaca, cerdo o cordero. Esta carne se asa en un pinche vertical en el cual la van colocando en láminas más o menos gruesas en forma de placas aproximadamente redondas superpuestas. Este pinche gira verticalmente y tiene detrás una pantalla a gas como si fuera una estufa que la va cocinando en forma pareja por el giro de todo el sistema.

Al momento de preparar el Gyro, el experto cocinero cortará láminas delgadas de esa enorme montaña de carne de aproximadamente 60 ó 70 cm. de altura y obtendrá trozos de tamaño mediano y bastante parejos con los que rellenará el gyro. Toda la comida irá contenida en un pan de pita, de tamaño suficiente como para contener toda la preparación y que además pueda ser sostenido con una mano como si fuese una especie de helado grande (para tener una idea del tamaño).

Dentro del pan de pita, delgado y sabroso, previamente calentado apoyándolo unos segundos sobre la carne que sigue y sigue girando, van los trozos de la carne que se haya elegido (el gyro de cerdo es realmente delicioso), y es allí donde se le agrega prácticamente todo lo que uno desee. Lo más común es agregar alguna verdura cocida por separado, como por ejemplo tiras de ají, cebollas, trocitos de tomate, algunas aceitunas descarozadas, y uno o varios tipos de salsas a la que los griegos son muy afectos, y cuya mezcla le da un sabor especial.

No puede faltar la salsa tzatziki, una especie de crema a base de yogur que se lleva de maravillas con el gyro. Todo esto regado con un buen chorro de aceite de oliva. Esta especie de emparedado se irá comiendo con una buena servilleta debajo, mientras se puede seguir con el paseo o las actividades como si fuera un sándwich.

Un detalle importante que puede causar sorpresa al viajero desprevenido. En lugar de comerlo con las manos se puede pedir que lo sirvan en un plato y con cubiertos, pero al momento de pagar aparecerá una desagradable sorpresa: su precio habrá aumentado, y no en una forma razonable sino en una proporción desmesurada, pudiendo llegar a abonarse tres veces más de lo que hubiese costado comiéndolo al paso con las manos (pasa de 3 a más o menos 10€).

De cualquier manera, es un plato exquisito que vale la pena probar en tus viajes a Grecia y hasta puede llegar a transformarse en adictivo (al paso, por supuesto).

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomia griega


Comentarios (11)

  1. Eugenio Urzúa dice:

    El Gyros es excelente, lo probe por primera vez esta semana en un local de un griego que se instalo en Castro, chiloe.chile

Deja tu comentario