Alefkandra, pequeña Venecia en Mykonos

Alefkandra es un barrio de Mykonos, uno de los destinos más visitados de Grecia. Se lo conoce como la pequeña Venecia debido a sus casas, construidas sobre el agua. Se trata de uno de los sitios que no puedes dejar de pisar de la isla.

El nombre de Alefkandra le fue dado por los antiguos habitantes del lugar, ya que a esta parte de Mykonos llegaban las mujeres para lavar la ropa. En griego, “levkanoun” significa “lavar”.

Te gustará ver sus características casas de Alefkandra, las cuales fueron edificadas en el siglo XVIII, junto con el surgimiento de una burguesía que nació gracias al desarrollo del transporte y el comercio. Muy distintas de las residencias que pueden observarse en el resto de Mykonos, los hogares de la pequeña Venecia cuentan con tres plantas y balcones de madera con vista al mar.

Pero esto, que hoy podríamos asociar con un lujo turístico debido a las hermosas postales que se obtienen desde allí, tenía que ver con algo muy diferente. Las casas eran utilizadas para el tráfico de los botines piratas, de modo que una pequeña puerta unía al mar con los depósitos situados en el subsuelo. Era por esto que las construcciones debían estar tan cercanas a las aguas del Egeo.

En la actualidad, los preciosos balcones son el lugar perfecto para beber una copa, ya que en ellos se han instalado bares a lo largo de toda la costa. Alojarse en la isla y conocer rincones como este son, sin duda, la base de unas vacaciones relajantes y satisfactorias.

Para llegar hasta Alefkandra, es necesario caminar hasta la parte más baja de la isla. Cerca de allí también pueden visitarse la plaza central y la catedral de la Mykonos, además de una iglesia católica de considerable antigüedad.

Hay quienes dicen que el atardecer que puede contemplarse desde la pequeña Venecia es uno de los más bellos que existen. Sin dudas, se trata de algo muy especial, ya que la cercanía con el mar permite observar sin obstáculo alguno la línea del horizonte y los vivaces matices que el sol dibuja en el cielo, sobre las aguas y –de haberlas– sobre las blancas nubes, que parecen algodón.

Foto Vía: Bugbog

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Mykonos


Deja tu comentario