Epifanía en Atenas y en Heraklion

vacaciones en Atenas

El Pireo durante la Epifanía

La festividad de la Epifanía es una tradición que da cierre a los “doce días de Navidad” que finalizan el 6 de enero en Grecia. Tanto la capital nacional, Atenas, como la capital de la isla de Creta, Heraklion, son dos escenarios privilegiados de estas celebraciones que cada año movilizan multitudes que se reúnen para festejar en conjunto.

Según la tradición griega, el 6 de enero es también el día de la bendición de las aguas y de las naves que han surcado mares y ríos para que el año que se inicia sea provechoso. Es por eso que, en Atenas, el lugar clave en esta fecha es el antiguo puerto de El Pireo, en donde un sacerdote arroja al mar un crucifijo.

Es entonces cuando los más valientes entre los presentes se internan en las heladas aguas para rescatar y regresar a tierra firme a la reliquia cristiana.

Se dice que quien logra obtener la cruz y entregarla al sacerdote tendrá buena suerte durante todo el año siguiente. Después de esta peculiar y animada ceremonia, es el turno de la bendición de los botes de los pescadores.

En muchos otros pueblos de Grecia, en especial en las pequeñas islas, se realizan versiones menos ostentosas de esta misma ceremonia. Heraklion se encuentra a medio camino entre la humildad pueblerina y la fastuosidad ateniense. Desde los muros de la fortaleza veneciana que corona la ciudad, el sacerdote realiza el mismo acto de arrojar un crucifijo a las frías aguas.

Es así que se repite, cada año en numerosos puntos del país, la tradición que conmemora la fecha del bautismo de Jesús según la creencia ortodoxa, lo cual explica la importancia del agua en la ceremonia. Sin embargo, es sabido que los orígenes de este acontecimiento son anteriores al cristianismo, puesto que en tiempos romanos ya se realizaba una ceremonia similar de apertura de la temporada de navegación.

Foto Vía: Athens Guide

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Atenas


Deja tu comentario