Amiclas, lugar de la historia

Amiclas –o Amykles– es una de las ciudades más viejas de la antigüedad, y uno de los sitios arqueológicos más relevantes de su época. Ubicada a 5 kilómetros de Esparta, alberga el Trono de Apolo, el centro religioso más importantes de la región.

 Santuario de Apolo, Amiclas

El Templo de Apolo, en Amicles.

Amiclas fue capital de una dinastía que rigió desde tiempos arcaicos hasta la primera batalla de Messinia, en 743 a.C., cuando fue conquistada por los espartanos. Estuvo habitada desde la Era de Bronce, habiendo llegado sus primeros residentes en el año 2000 a.C.

Lakinthos era un joven protegido de Apolo, hijo de Diomede y el rey Amyklas, de Lacedaemonia –o Laconia–. Su culto estaba establecido ya en la era micénica, en tiempos muy remotos. Los espartanos, que en un principio negociaron con la ciudad de Amiclas, transformaron la antigua imagen devocional de Lakinthos en una estatua de Apolo, y pidieron a Vathiclis, de Magnesia, que construyera un pedestal para ella.

Hacia el final del siglo VI a.C., entre 530 y 500, Vathicles creo el Trono, un edificio sin techo, con arcadas y decoración esculpida que rodeaban la estatua de 13 metros de alto de Apolo. Constituye una combinación única de los estilos Jónico y Dórico.

El santuario de Lakinthos y Apolo se transformó en el sitio de culto más importante de los Lacedaemonianos. El Lakinthia, un festival de tres días, era celebrado en torno a él. El primer día era dedicado al sacrificio de vegetación en honor a Lakinthos. Durante el segundo día se realizaban las festividades de Apolo. En el tercer día, juegos y sacrificios tenían lugar, dirigidos por las mujeres de Esparta.

Hoy, sobre la colina de Agia Kiriaki, se pueden observar parte de los muros que constituían el Trono de Apolo, así como las ruinas del santuario dedicado a Alexandra-Cassandra y a Zeus Agamenón.

Foto Vía: laconia.org

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Esparta, Historia de Grecia


Deja tu comentario